Rosas

Rosas

domingo, 7 de octubre de 2018

Domingo F. Sarmiento y la Masonería

  Por Jordán Bruno Genta
EL ESPIRITU MASONICO RESPECTO DE LA RELIGION CATOLICA, APOSTOLICA Y ROMANA, ILUSTRADO POR D O M I N G O F A U S T I N O S A R M I E N T O . 3 3
"Cada convento y monasterio (en Córdoba) tenía una ranchería contigua, en que estaban reproduciéndose ochocientos esclavos de la orden, negros, zambos, mulatos y mulatillos de ojos azules, rubias, rozagantes, de piernas bruñidas como el mármol: verdaderas circasianas dotadas de todas las gracias, con una dentadura de origen africano que servía de cebo a las pasiones humanas, para mayor honra y provecho del convento a que estas huríes pertenecían". "Facundo", 11 parte, cap. 3, pág. 152 (Edic. "La Cultura Argentina", Bs. As.)

"Añádese que durante toda la revolución, Córdoba ha sido el asilo de los españoles, en todas las demás maltratados. Estaban allí como en su casa. ¿Qué mella haría la revolución de 1810 en un pueblo educado por los jesuítas, y enclaustrado por la naturaleza, la educación y el arte? ¿Qué asidero encontrarían las ideas revolucionarias, hijas de Rousseau, Mably, Reynal y Voltaire, si por fortuna atravesaban la pampa para descender a la catacumba española en aquellas cabezas disciplinadas por el peripato para hacer frente a toda idea nueva en aquellas inteligencias que, como su paseo, tenían una idea inmóvil en el entro, rodeado de un lago de aguas muertas que estorbaba penetrar hasta ellas? ("Facundo", 11 parte, cap. 3, paz. -54)

"¿Hubo cuestión religiosa en la Argentina? Yo lo niego redondamente si no supiese que cuanto más bárbaro y, por tanto, más religioso " es un pueblo, tanto más susceptible es de preocuparse y fanatizarse". ("Facundo", II parte, cap. 5, pág. 182)
Así pensaba Sarmiento en 1845; veamos ahora su pensamiento cuarenta años despues en la última década de su vida, cuando sus méritos lo consagraron Gran Maestre de la Masonería Argentina, para el período 1882- 1885:
"El Santo Sepulcro era la idea religiosa.  Hoy la razón, tal como la han formado los nuevos elementos que " entran en el juicio, se abisma de pensar que el poema satírico del caballero andante e ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha sea "nuestra Ilíada de la Edad Media. Como él, toda la cristiandad persiguió " diez generaciones una quimera generosa y pasablemente absurda".

  " 1543 - MARTÍN LUTERO: " . . . Escandalizado por los horrores de la Prostituta, como le llamarían en adelante a la Roma de los Borgia, y haciéndose eco de los pueblos estrujados y esquilmados con un sistema de ventas de perdones de todos  los crímenes en indulgencias, que dieron los doscientos millones de c: fuertes que costó San Pedro, abre la época del examen de los antecedentes y títulos de esas creencias que permiten tanto desorden. Sin alejandro no hay Lutero.   La reforma sólo pide más cristianismo, más moral, más pureza, menos misterios, menos autoridad y jerarquía religiosa.
 1565 - REACCIÓN RELIGIOSA: " . . .El jesuitismo, como táctica moral, proclamó por medio de sus teólogos casuistas, este principio: " El fin justifica los medios. " Ensayó la colonización del Paraguay, bajo el gobierno teocrático de la Edad Media, que se propuso restaurar. " Edificaba sobre arena. He visto unos naranjales donde fueron las Misiones". "Conferencia leída en el Teatro Nacional,después de la muerte de Darwin,el 30 de mayo de 1881".
 "Con Torquemada, es el sentido moral el que aconseja quemar a " los hombres, si pensaron, si se sospecha que piensan, porque el que cree no piensa sobre lo que cree. . . Pero Torquemada es una fisonomía del pensamiento. El asegurar la salvación del alma quemando el cuerpo
" es una pobre idea de vieja solterona, cuyo sentimiento de la maternidad " tomaría la forma del amor celeste. Torquemada es como los Papas que " le preceden, es un hombre de Estado".
" . . . ¡ Oh! Newton, Humboldt, Cuvier, Darwin, ¿por qué no nacistéis " en la España del siglo xv? Torquemada os hubiera descubierto en la cuna. Qué mirada de réprobos habría dicho al ver vuestros ojos por" donde asomaba ya el alma curiosa e inquisitiva".  Es interesante apreciar en distintos pasajes de un mismo discurso, el desenfado con que Sarmiento, 33, se contradice una y otra vez, haciendo alarde de su irreverencia para con los principios y normas más elementales de la argumentación y abusando de las frases como meros instrumentos
ideológicos y oportunistas: "Si la masonería ha sido instituida para destruir el culto católico
"—desde ahora declaro que no soy masón". Y en seguida de declamar esta adulación para uso de las' gentes desprevenidas o demasiado prevenidas, entra a discutir con su habitual grosería, la palabra de la Santa Sede:"No debo disimular que S. S., el Sumo Pontífice se ha pronunciado
" en contra de estas sociedades. Con el debido respeto a las opiniones " del Jefe de la Iglesia, debo hacer cierta salvedad para tranquilizar a " los espíritus." . . . Pero el que redactó el SYLLABUS se guardó muy bien de excomulgar de la comunidad católica a las naciones cuyas instituciones están fundadas sobre la libertad del pensamiento humano por miedo de quedarse solo en el mundo con el SYLLABUS en la mano". "Conflictos y Armonías de las Razas en
América", cap. III, pág. 114 y 116. OBRAS COMPLETAS, t. 37, Bs. As. 1900. "Discurso pronunciado por Domingo F. Sarmiento, 33, el 29 de septiembre de 1868, días antes de ocupar la Presidencia de la República en un banquete

 Su menosprecio hacia la Iglesia Católica, Apostólica v Romana lo
lleva a las expresiones más groseras y repugnantes, como puede verse en el siguiente pasaje que transcribimos del capítulo vi, de "Conflictos y Armonías de las Razas en América": " La religión debía experimentar una revisión de afirmaciones; pues la razón que leía era otra que la que había escrito. "El primer paso, después de protestar contra los abusos que clamaron " al cielo, como la venta de la entrada a la gloria de Dios, con los pasaportes llamados indulgencias, fué volver a leer la Biblia que contenía " los documentos originales, y siete años consagraron cuatro profundos
" hebraístas a confrontar, depurar, castigar y limpiar los textos arameo, " copto o griego, de los excrementos que los siglos hubiesen depuesto, o" la usura del tiempo destruido".  "La primera edición impresa de la Biblia, hecha como resultado " de aquella verificación de su texto, cambió para siempre la faz del mundo, pues será intérprete el que hubiese a las manos un ejemplar. " He: aquí el origen del movimiento más asombroso, más fecundo, más
" irresistible dado a la inteligencia humana, acabando por las ciencias experimentales, las matemáticas y la química cuando de hechos rotundos se trata".