Rosas

Rosas

miércoles, 16 de febrero de 2011

Ricardo Iorio, el "Caudillo" del rock Nacional

"PERO SI IORIO ES UN FACHO..."

Se repite como un mantra, un rosario o un padre nuestro, o como si se aplicase un bálsamo a la exagerada sensibilidad progresista herida una y otra vez por los polémicos dichos de este transgresor personaje. ¿Por qué Fernando Peña era un transgresor y Ricardo Iorio no? Será porque a uno lo escuchaban en la Av. Alem y al otro no, quién sabe...
La correción política sobreactuada no sólo es un rasgo hipócrita de cierta clase sino que además, un ámbito más en el que se aplican un doble estándar. Por un lado, es un horror que Iorio tire alguna frase antisemita y por el otro, Fernando Peña puede decirle tranquilamente "negro de mierda" al hijo de D´Elía o a cualquier negro de mierda falto de cultura que se atreva a ser partícipe del fino humor sarcástico de Peña (o tenga el atrevimiento de reclamar su porción de la renta nacional).
Iorio es el diablo. Mi generación fue educada para convencerse de que Iorio es lo peor de esta sociedad.
El pelado gil de la Bersuit es Ghandi, Iorio es Hitler. El pelado garca de la Bersuit es propietario de un tremendo estudio de grabación y vive de la renta, lo que le permite dedicarse a la espiritualidad en alguna playa de Uruguay. Iorio tiene que girar y hacer shows para mantenerse a sí y a las 16 familias que viven de Almafuerte.
El pelado forro de la Bersuit militaba en Franja Morada, Iorio es Peronista.
Así como Passarella o Castrilli, Iorio fue un personaje maltratado y estigmatizado por las agencias culturales jóvenes de los ´90, esa espantosa fábrica de "rebeldes" educados para no tener intereses más que el transcurrir haciéndose el canchero, coquetear con alguna expresión de izquierda adolescente a los 20 y alcanzar la bancarrota espiritual a los 30 viendo a Tinelli o programas de archivo porque nada le interesa lo suficiente como para dedicarle 2 o 3 horas de concentración exclusiva.
Así es, los jóvenes rebeldes que educó Pergollini hoy engrosan las mediciones de rating de Tinelli. ¿Paradójico? Para nada, ambos se forraron de guita.
Ricardo Iorio no es facho, pero tampoco es un bolche. Iorio está por debajo y por encima de esto, es un artista popular. Con vicios, como todo ser humano, los cuales en algunas ocasiones lo empujan a resultados socialmente disvaliosos, pero nunca se debe olvidar que Iorio se adelantó a Manu Chao ($) en eso del indigenismo y que mientras los artistas progresistas aprovechaban las mieles del 1 a 1 para vender mierda y girar por el exterior, Ricardo fue el único que se acordó de Cutral Có, lugar de nacimiento del Piquete Argentino. Tal vez por estas cosas será que Darío Santillán fue enterrado con una remera de Hermética y no de Mano Negra (que en definitiva no deja de ser música cheta para nenes bien...)
http://anarkoperonismo.blogspot.com/2010/08/lo-mas-grande-del-heavy-nacional.html

Nació el 25 de junio de 1962, en el hospital Carrillo de Ciudadela. La zona oeste del Gran Buenos Aires (Caseros.)
Desde la adolescencia manifestó su rebeldía ante toda imposición institucional, ya viniese de la familia o de las diversas escuelas por donde deambuló. Su entretenimiento era la música. Sus favoritos eran El Reloj y Manal. Soñaba con ser rockero, a tal punto que un día estaba viendo a Firulete y a Cañito en el Club Almafuerte, y los compañeros de la escuela lo sacaron a la puerta para que viese a unos pibes “extraños de pelo largo” que pasaban por la calle con sus instrumentos musicales en mano. Eran Ricardo y Ornar Mollo (Divididos), junto con Diego Arnedo y otros. Inmediatamente, Ricardito dijo: “Así voy a ser yo cuando sea grande”. Para uno de sus cumpleaños, sus padres, con mucho sacrificio, lograron juntar unos billetes para regalarle su primer bajo, un Faim Jazz Bass blanco, que sería fundamental para que su rebeldía fuese volcada en la música. Un sábado de invierno del ’78 se acercó hasta el cine de Santos Lugares para ver la mítica película “La canción es la misma”, de Led Zeppelin. Esa noche conoció a un pibe de aspecto rockero que se llamaba Ricardo “Chofa” Moreno, quien después de trabar amistad le hizo escuchar por primera vez a Black Sabbath. A Iorio, ese sonido denso, desequilibrante y absorbente le “voló” la cabeza. Aquí, en este rincón del tercer mundo, también se podía formar un grupo que hiciese una música fuerte y veloz, al estilo de Sabbath. Una tarde estaban Ricardo y Chofa en la vereda de la casa de éste y pasó un amigo en común que les sugirió un nombre: “Pónganle V8, como el motor”. Y quedó. Lo primero que hizo Ricardo fue el logo de V8 con la inscripción “Rock pesado” arriba. Luego salió a pegar adhesivos sellados con esa inscripción junto a los timbres de los colectivos, imponiendo una nueva forma de difusión de las bandas desconocidas. Pero Iorio no tenía un centavo y tenía que trabajar para comer. Por eso por las noches se lo veía en el Mercado de Abasto vendiendo cebollas, ajos y papas. Debido a esto, sus amigos lo apodaban “El Papero”. Y no se equivocaban en el apodo por su carácter y personalidad: porque cuando las papas quemaban era el primero que empujaba para adelante a la banda metalera. Uno de los primeros inconvenientes que se presentaron fue la deserción de Chofa, quien abandonó el grupo por sus constantes problemas hepáticos y de asma, que le impedían seguir el ritmo de su socio músico. Entonces al bajo de Iorio se suman Beto Zamarbide, en voz, Osvaldo Civile en guitarra y Gustavo Rowek en la batería. Así fue como Iorio fundó V8, y esa es la formación mas recordada; con ella realizó tres discos: Luchando por el metal (1983), Un paso más en la batalla (1984) y El fin de los inicuos (1986).La banda, comenzó a tener problemas por las distintas opiniones e ideas entre los integrantes, por eso se separa, definitivamente en el año 1987. Al poco tiempo de la separación de la banda, el bajista optó por armar una nueva experiencia grupal. Tampoco era fácil emprender algo nuevo porque para el año ’87 el heavy sufría una de sus peores crisis: el descrédito que azotaba al género debido a ciertos hechos de violencia, impedían que los dueños de rockerías les abrieran las puertas a las bandas. Era como empezar de cero. Y Iorio quería demostrarse a sí mismo que él podía hacerlo, que no estaba abatido. Así armó Hermética, nombre inspirado a partir de una ciencia que se ocupaba de la interpretación de las enseñanzas de la civilización egipcia. Tiempo más tarde, Iorio dijo al respecto: “En la semana que largué V8 ya tenía el nombre de Hermética, el logo del grupo y los temas que le iban a pertenecer”. Para ello Iorio convocó a Antonio Romano (guitarrista), Fabián Spartaro en batería (luego sería reemplazado por Tony Scotto, que en el año 92, es sustituido por Claudio Strunz) y Claudio O’Connor en la voz. Esta es la formación de Hermética; con esta banda Iorio ejecutó ocho discos: Hermética (1989), Interpretes (1990), Ácido Argentino (1991), Hermética En vivo (1993), Victimas del vaciamiento (1993) Lo último en vivo estadio Obras (1994), y En Concierto parte I y II (1995). Hermética era una banda muy sólida, pero sólo en el aspecto musical, porque entre sus integrantes había conflictos: mientras el líder quería seguir viajando por el interior y no cruzarse de brazos, los otros no parecían estar tan convencidos. Se producían tremendos cortocircuitos. Al poco tiempo de realizar el concierto en Obras (1994), planearon hacer un último recital, pero Ricardo contrajo una hepatitis B y no tocaron por un tiempo, que luego se transformaría en un nunca jamás. Hermética se había separado, pero Iorio seguía de pie. Un mes después de la traumática disolución del grupo, el bajista optó por formar una nueva banda metalera. La bautizó Almafuerte, inspirado en el célebre escritor, llamado J. B. Palacios. Para este nuevo proyecto decide llamar a Claudio Marciello en guitarra y Claudio Cardaci en batería (que luego sería reemplazado por R. Márquez, Walter Martínez, y el actual Bin Valencia). Iorio decide ser la voz del grupo, aparte de tocar el bajo. Hasta la actualidad, con esta banda, lleva realizados ocho discos

Frases

- “El otro día en Mendoza con los Almafuerte nos tomamos dos litros de fernet caliente en tres horas. El hígado no me duele más, debe estar muerto…”
- “Yo lloro mucho, tengo el sistema nervioso totalmente destruido. Los que estamos adentro del metal tenemos más sentimiento que los que están con la marcha moviendo el trasero”
- “La destrucción no significa que se va a acabar la vida en el planeta, sino la destrucción de esta manera de observar la existencia” (su propia interpretación sobre el seminal tema de V8)
- “Así es nuestra nación. Tenemos esa cosa de… por ejemplo: ‘Uy, loco, como me gustaba Hermética’, pero me lo dicen cuando no existe más”
- “Esas bandas siguen haciendo música del año ‘35 y sin distorsionar las guitarras. Hay bandas como El Bordo, Gardelitos o Jóvenes Pordioseros, que son una decadencia… agrupaciones que no saben ni tocar la guitarra. Tal vez no tuvieron padres que le enseñaran a escuchar Deep Purple”
- “Jesús se dejó matar porque la muerte no existe”
- “Para los que creen que soy un fascista (…), yo, si discuto contigo, no voy a pelear. Voy a un bar y digo ‘deme una ginebra doble’. Tengo mi autodestrucción para mi. Yo no voy a ir matar a nadie”
- “Yo canto para hombres que no temen dejar de ser adolescentes. Soy un idiota que dice lo que siente”

- “(Ser hincha de Racing) Se lo debo a la sociedad patriarcal que me obligó a tal elección. Recuerdo que en mi casa se compró un televisor gigante para ver la final contra Celtic, allá en 1967. Mi viejo le daba besos a la pantalla y mis abuelos decían: ‘Cuidado nene, te va agarrar contato’ (sic). Después de esa vivencia yo me tenía que hacer de Racing, no había otra vivencia, no quedaba otra. No podía ser de Boca como Juanse de los Ratones o el de Attaque (por Ciro Pertusi)”.
-“El grupo que no toca guitarra no es rock, hermano. Pongan la maquinita de Leo García, tragaleche. A ver si va a venir Navarro Montoya a gritarme que soy puto”
-“Yo sé que son todos unos tarados que si les digo ‘arriba las manos’ las van a levantar”

-"Nosotros hicimos la guerra contra la potencia mas poderosa del planeta. Ese día, los taxistas, la gente mayor de 40 años, ponía la bandera, mientras los que iban a pelear eran las criaturas. Ahora bien, no eran criaturas, no eran niños, eran soldados de la patria, hijos de puta"

-"La vida es puta, porque hoy me dice que si y maña que no. Mas si la vida fuese prostituta, con plata arreglaríamos todo"

-"Llévense la bandera de Thalia, traga leche"

-"Porque no todos somos Calamaro o Charly García, loco. Tiene que haber lugar para nosotros que no somos putos, carajo. Tenemos ganas de tener un hijo, hijos de puta. Si vos tenés 40 años y no tuviste un hijo, declarate, sos puto hermano."

-"Mi voz representa a los hombres gruesos, después los otros que vayan a ver a Babasonicos si esta en su derecho."

-"Si vieran en nuestra gira, estuvimos en el chaco. Si la madre o el padre de cada uno de ustedes abre la puerta de ese hotel y ve a 17 personas, dice: No vayas mas con esa gente, no son personas. Pero, con la plata que ganaron en el chaco por Almafuerte, después llevan a los judíos de Turf, loco. Unas putas, con sushi, viste loco, así hicieron la patria loco, por eso uno es un hombre de pija parada loco. Aguanten si son barones y si tiran, tira balas, che la concha de tu madre, que no te agarre puto porque te hago cagar sangre la concha de tu madre"

-"Vengan a ver mi concierto loco, o querés que haga la que hacia El Bordo el otro día en Gesell Rock: Loco arriba todas las manos!. Yo se que son todos unos tarados, que si les digo arriba las manos las van a levantar loco...no loco. Eso no escucharon ni a los Rolling Stones esos giles, y ustedes se chupan una pija de este tamaño...ayyy, ahí vienen los Gardelitos...que salames loco. Yo a los Gardelitos los veo siempre en SADAIC, somos todos amigos loco"

-"Lo mas importante del Cosquín que hizo Palazo, es que somos todos compañeros de la música. Los quiero a todos loco, te juro, me hago puto"

-"Gracias amigo Palazo por hacer una cosa tan hermosa como el Cosquín del 2006. Te vamos a tener todos en la memoria Palazo por lo que hizo con este homenaje a Pappo, con "graaaandes" músicos, olvidados a veces, como los músicos del metal pesado. Los sellos de multinacionales creen que todos los grupos de metal pesado son fascistas como Almafuerte, por eso no les dan contrato"

-"Yo no soy mata puto hermano, yo soy coge puto carajo. Si son animalitos de Dios hermano, hay que darle un poco de amor. Vengan a mi los putos también"

"Si vos no sos judío, no me vengas a cantar el Hava Naguila en la fiesta judía. Y si vos sos judío no me vengas a cantar el Himno... ¿Me entendés? Cada lechón en su teta es el modo de mamar. Lo que no me gusta es que a mi país traigan guerras intestinas de otros lares. Y eso se evita siendo argentino. Ojalá los políticos se dieran cuenta".

-Mi historia no es la de las Madres de Plaza de Mayo. Y el Che no me simpatiza para nada. (Supl. Sí!, 16/10/98)


-¿Cómo se va a llamar el disco?
-Piedra Libre.
-¿Por qué?
-Porque es para todos los compañeros.
-Suena bien peronista...
-Y está bien que así sea, porque es el único partido soñado y mancillado en nuestro terruño y no una ideología importada como el comunismo. (Supl. Si! 2/3/01)

-Nunca me dejé explotar por la Rock & Pop. El principal obstáculo de mi carrera es que no soy israelí. Nunca di lugar a que me chupen la sangre y nunca fui a chupar culos a una editorial. Cuando Rock & Pop me propone algo, si me conviene lo hago. Y ojo, que del pobre que yo hablo es del pobre heavy, no del pobre Tetamanti, bailanta. No me importa la gente, sólo las personas. (ídem)

- Como creo en la reencarnación, creo que en otra vida fui muy hijo de puta y muy egoísta y por eso hoy tengo de vivir esta y comerme la de que Alejandro Sanz es mejor que Ricardo Iorio. Yo nunca canté a una puta que me devuelva la silla adonde la esperé, eso es una cosa ridícula. Lo que pasa es que los poderes nacionales que emiten la música, no quieren darle cabida a la gente que defiende una causa nacional, entonces traen a Chayanne que es puertorriqueño y que quiere decir Estados Unidos, lo quieren disfrazar de rockero, en vez de valorar. Creo que esas personas valoran los motivos de la nación cuando ya murieron los autores.
- En ese aspecto, el rock argentino ¿es nacionalista?
- Por lo que se ve no. Si (Alejandro) Lerner es rock, si Karamelo Santo es rock... eso no es argentino, tiene muchas más cosas de lugares tropicales. No tenemos un canal de rock, pero tenemos dos días de la semana en un canal de aire Pasión tropical, por ejemplo, siendo que acá hace un frío de la concha de su madre. Eso me rompe las pelotas.
- Pero el metal viene de Inglaterra, el metal que mamaste es inglés...
- No, para nada. Las ideas flotan en el espacio y dependen del intuitivo que las acepta. Si vamos a eso Ariel Ramírez no es folclore porque el piano es europeo, y los santia-gueños que tocan el violín... el violín es árabe. Así que no, no la veo por ahí.
Iorio pronuncia las palabras con vehemencia. Acompaña sus declaraciones con la gesticulación de sus manos y su rostro. Las frases brotan de su boca a veces cuidadosamente elaboradas, otras veces con un fuerte contenido grotesco, burdo. En su discurso abundan los términos y temáticas que ya se han vuelto recurrentes: nación, patria, cultura. Nunca faltan las permanentes referencias a la homosexualidad. También es de la partida el llamado "ser nacional".
- ¿Ahora se está poniendo de moda el ser nacional en el rock, la Bersuit sacó su Argentinidad al palo...?
- En la Bersuit no lo observo para nada, para nada. Es más, me repugna y desprecio esa onda de veinte giles cantando cumbia, no me lo banco.
- ¿Te sentís discriminado por tus ideales dentro del ambiente?
- Sí, a full, y me encanta encarar eso, porque a Almafuerte no lo pasan en ningún lado.
- ¿Te gusta ser como la oveja negra?
- No me gusta, es lo que sucede y lo que me tengo que bancar. Para que me voy a hacer problemas, lo mismo que cada vez que enciendo un cigarrillo y digo me está matando.
- ¿Qué tiene que pasar para que a Almafuerte lo pasen en todos lados?
- Hay diferentes maneras de encarar una carrera musical. Están aquellos que necesitan de alguien que los venda, que pierden su identidad como personas porque los llaman por teléfono y le dicen "dale nene, cambiate que tenés que ir al programa de Mirtha", "cambiate que tenés que ir allá", "ponete esto", entonces ya no sos vos. Pero sí quizá te puede ir a ver mucha gente. En este caso es una carrera más parecida a la de los folcloristas solistas como Argentino Luna, Antonio Merlo, Víctor Velazquez, y José Larralde que hacen conciertos que no están difundidos por ningún medio grande o por televisión pero meten sus 700 personas en cualquier cine de pueblo, de ciudad o de barrio.
-¿Cuánto hay de folclore en Almafuerte?
- Es como para mostrar que este autor no olvida sus raíces. Creo que demasiado, y mientras más pase el tiempo, más va a ser. Cuando vos tengas 60 años esto va a ser más representativo del folclore que Los Nocheros, Soledad o lo que se trata de difundir como folclore hoy.
- ¿Te sentís un clásico del rock?
- No, un clásico no.
- ¿Estás en un lugar privilegiado porque podés llegar a un montón de gente a pesar de no tener la difusión masiva?
- No, nunca me planteo ese tipo de cosas porque si te la creíste, corres el riesgo de que se te mueran las ganas de salir a cantar. Uno ya se acostumbra a hacer eso, a mantener ese personaje, ya es automático, las cosas se hacen automáticas. Cuando canto siento lo que escribo, si yo me pongo a pensar mientras estoy cantando en lo que traté de decir en el momento en que lo escribí, me pongo a llorar como una ... mujer engañada, trato de bloquear eso. Tenés que tener tu pose de rockero porque esto es rock.
- ¿Hay una pose?
- No pose, sino que vos tenés que ayudar con tu movimiento, con tu expresión lo que tratás de expresar.
- ¿Cúal es el mensaje que impulsa a escribir canciones?
- Principalmente es no olvidar el derramamiento de sangre que hubo en esta nación por la independencia. Hay que valorar esos valores que hicieron que fuéramos una nación independiente. Otro mensaje que trata de emitir es que nacionalismo no es una mala palabra sino para aquellos que quieren que no haya nacionalismo y poder apoderarse de nosotros utilizando la gran red de escapismos que hay para que todos seamos putos y no haya procreación. Al no haber procreación, no hay gente para mandar al ejército, y al no tener ejército, no haber colimba, somos todos chorros, putos, boludos. Todos vamos a bailar, somos todos faloperos y que vaya a trabajar otro. Entonces que vengan y pongan la bandera, qué me importa... a eso se refiere. A no desmoralizar el sentimiento original de haber libertado desde la Argentina a toda América basado en grandes hombres como San Martín, como Belgrano, como muchos que los siguieron. El poder del caudillo no es algo malo, solamente para aquellos que no quieren que haya sentimiento de nación.

“Pienso que acá hay dos músicas bien definidas. Una es la del norte,que es la que habla de la empanada, el arroyo y la chinita. Y la otra es la patagónica, una zona de la que las porteños sólo nos acordamos cuando hace frío y que tiene a un maestro como el neuquino Rubén Patagonia.” “A Larralde lo conocí hace unos años, me dijo que era un gringo loco.Después, se dio cuenta que sus hijos tenían mis discos. Una vez, cuando lo fui a ver a la Fiesta del Ternero, me vio venir y le dijo a cuatro mil personas: Quiero pedir un aplauso para un hombre que poco tiene que ver con el gauchaje,
pero es un argentino.”
-Compusiste el tema central de El visitante, el filme de Javier Olivera.
¿Qué te pareció la película?
“Creo que la sacaron del cartel esta semana, ¿no?Bueno, a mí me pareció excelente. Fue lógico que no haya tenido la convocatoria de Comodines o Un Argentino en Nueva York, del mismo modo en que no creo que en el año 2036 alguna persona pensante vaya a buscar esos filmes como referentes de nada. Y a ésta, sí. La familia Olivera siempre hizo películas que van a quedar. Es como José Larralde, un tipo que cantó las cosas más bravas y aún las sigue cantando. Y no tiene el éxito de los autoexiliados. No nos olvidemos de que Piero es hoy el secretario de Cultura
de la provincia. Y yo pondero a los artistas, porque si algo sabemos de la historia es gracias a ellos.

P- ¿Sos nacionalista como Rosas?
R.I.- Yo canto canciones de eso, otros le cantan al sexo. Yo creo que a las putas hay que pagarles, no hacerles canciones.


Cumpliendo mi destino (dedicado al Coronel Seineldín)
Siempre me opuse a que me pase.
Tener que callar la verdad por miedo.
Por eso perdí amigos y me gané el desprecio,
de los muchos jodidos que hay en mi suelo.

Prefiero a José Larralde, que al Che Guevara.

Guardo de un hombre grande,
guerrero nacional que hoy tienen preso.
Puede haber caballo verde más no uno de ellos honesto.
Y en ésta, mi canción, lo manifiesto.

Estas verdades me llegan por intuición,
pues jamás nunca a mi me hablo el corazón.
Y sigo en esta huella cumpliendo mi destino.
Será pecado sentirse argentino.
No lo sé!!!
Diganmelo ustedes.
Malditos mentidores.

Estas verdades me llegan por intuición,
pues jamás nunca a mi me hablo el corazón.
Y sigo en esta huella cumpliendo mi destino.
Será pecado sentirse argentino.
No lo sé!!!
Diganmelo ustedes.
Malditos mentidores.

Y sigo en esta huella cumpliendo mi destino.
Será pecado sentirse argentino.
No lo sé!!!

3 comentarios: