Rosas

Rosas

lunes, 27 de febrero de 2017

Batalla del "Quebracho" 4 de junio de 1846

Por el Prof. Jbismarck
El 4 de junio de 1846, las tropas de la Confederación Argentina, a cargo del general Lucio Mansilla, en una batalla que duró más de tres horas, derrotaron a una escuadra anglo-francesa que navegaba río arriba para abrir paso a una flota mercante.  La Batalla del Quebracho (de Punta Quebracho o de la Angostura del Quebracho) contra la escuadra invasora anglo-francesa, ocurrió a una legua al norte de  San Lorenzo; hoy cercanías de la  localidad de Puerto General San Martín, a 35 km. aguas arriba de Rosario, en la provincia de Santa Fe. Las naves anglo-francesas volvían hacia el Río de la Plata después de haber sido su campaña un total fracaso económico y militar, ocho meses después de haber forzado el paso hacia el norte en la Vuelta de Obligado.
 
El 2 de junio de 1846, las autoridades de Goya, Provincia de Corrientes, la que se encontraba enfrentada con la Confederación Argentina liderada por el Brigadier General Juan Manuel de Rosas, ofrecieron una recepción y  baile de despedida  en honor de la flota Anglo-Francesa. Esta última partió con 95 navíos escoltados por 16 barcos de guerra británicos y franceses incluyendo el vapor HMS Gorgon totalizando 37 cañones.
El 4 de junio la avanzada de la flota compuesta por 12 navíos y 95 barcos mercantes llenos de mercaderías, trataron de forzar su paso a través del Paso Angostura del Quebracho.
Los primeros barcos de guerra aparecieron a las 10.30 de la mañana: el  HMS Firebrand, HMS Gorgon y el  HMS Alecto seguidos del San Martin, HMS Fanny y el Prócida, en la retaguardia la Corbeta Coquette y los Vapores Lizard y Harpy.
Las fuerzas confederadas del General Lucio Norberto Mansilla, tenían tres baterías con 17 cañones lideradas por el Coronel Manuel Virto, en el centro estaba el Coronel de Marina Juan Bautista Thorne con dos baterías y dos compañías de infantería y, en el otro lado, los Cuerpos de  Santa Fe, comandados por el Coronel Martín Isidoro de Santa Coloma y Lezica.
Aproximadamente a 300 metros del canal se encontraban agazapados, 750 hombres de la Confederación Argentina.
A las 10.45 hs el Ayudante Mayor de Marina Álvaro Alzogaray abrió  fuego sobre el HMS Gorgon con cohetes Congreve. Después de 2 horas de combate la flota Anglo-Francesa debió retroceder para cubrir a los mercantes restantes. El HMS Harpy fue seriamente dañado, también fueron hundidos dos barcos mercantes y otros 4 fueron incendiados para no ser capturados por las fuerzas de la Confederación. La flota Anglo-Francesa sufrió 60 bajas y las fuerzas de la Confederación tuvieron un solo hombre muerto y cuatro heridos entre ellos a Juan Bautista Thorne quien sufrió de una herida de metralla en su espalda.
El encuentro del Quebracho, aparte de su enorme importancia militar y política, fue el sello definitivo del desastre económico-comercial de una empresa injusta y prepotente, llevada a cabo por quienes, seguros de su enorme superioridad material y atropellando sin consideraciones humanas ni jurídicas todos los derechos de la Confederación Argentina, se proponían un cuantioso dividendo.
Parte de Guerra del Paraná - Combate de Punta del Quebracho:
Fecha: 4 de junio de 1846.
Lugar: Río Paraná - Una legua al Norte de San Lorenzo - Prov. de Santa Fe.
Resultado: Victoria de la Confederación Argentina.
Beligerantes: Confederación Argentina - Reino Unido + Francia.
Comandantes: Gral. Lucio Norberto Mansilla + Cnel. de Marina Juan Bautista Thorne.
Fuerzas Argentinas en combate: 17 cañones + 600 infantes + 150 carabineros.
Bajas: 1 muerto - 2 heridos.
Fuerzas Invasoras Anglo francesas: 6 buques hundidos y 60 muertos.

Consecuencias:
Como resultado de esta acción se termina la invasión de las fuerzas navales anglo-francesas en el río Paraná, y poco después, el 13 de julio de 1846, Sir Samuel Thomas Hood, con plenos poderes de los gobiernos de Inglaterra y Francia, presenta humildemente ante Juan Manuel de Rosas el pedido de:
  "el más honorable retiro posible de la intervención naval conjunta anglo francesa".
  El gobierno argentino consigue de esta forma:
  Poner fin al bloqueo naval de Francia e Inglaterra a los puertos argentinos y al Río de la Plata.
Recuperar la Flota Argentina capturada ilegalmente durante tratativas diplomáticas de los beligerantes frente a Montevideo.
Recuperar la Isla Martín García.
Recibir frente a Buenos Aires, un saludo de 21 cañonazos a la Bandera Argentina por parte de cada una de las Flotas invasoras.
El reconocimiento a la Soberanía de Argentina y a sus derechos exclusivos sobre la navegación de los ríos interiores.
  http://www.sinmordaza.com/imagesnueva/noticias/grandes/64047_cordon-industrial.jpg
Otras consecuencias:
El 13 de julio de 1846 arribó la misión de Thomas Samuel Hood abordo del navío HMS “Devastation” la cual acepto que nuestros ríos fueran sometidos a las reglamentaciones argentinas, aunque la tendencia europea de la época era permitir la libre navegación de todas las banderas tal el caso del río Rin, presentado en el Congreso de Viena de 1815.
A William Gore Ouseley y al barón francés Defaudis se les ordenó volver a Europa.
Los Almirantes Laine (Francia) e Inglefield (Inglaterra), fueron reemplazados por los Almirantes Lepredour y Herber, respectivamente.
En mayo de 1847 arribaron a la Argentina los comisionados conde Alexandre Joseph Colonna-Walewski (Francia) y  Lord Howden (Inglaterra) y el 14 de julio de 1847 cesó el bloqueo británico al Río de la Plata. Francia cesó el bloqueo el 16 de junio de 1848.
En noviembre de 1848 arribó a Buenos Aires el comisionado británico Southern. Las fuerzas británicas evacuaron la isla Martín García, devolvieron nuestros barcos capturados ilegalmente y rindieron homenaje a la bandera de la Confederación Argentina.
El Almirante británico Reynold arribo a bordo del HMS Southampton y devolvió nuestro Bergantín ARA  “25 de Mayo” el cual vino remolcado por el vapor HMS Harpy.
El 6 de marzo de 1849 se firmo el pacto Arana-Southern y en 1851 el Arana-Lepredour.
En 1851, los franceses devolvieron al Bergantín ARA Maipú.
Los nacionalistas consideran a esta batalla como un hito en la lucha por "la independencia y la soberanía que sostenía Juan Manuel de Rosas", cuando las pretensiones anglofrancesas eran navegar y comerciar sin controles las aguas de los ríos interiores.
 Los triunfos diplomáticos mas importantes de toda la Historia Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario